domingo, 20 de julio de 2008

Delincuente del alma

Urgando y urgando en mi cerebro, no puedo encontrar nada sino polvo, igual cuando se busca dentro de un baúl botado en el entretecho o en un subterráneo. Mi cabeza no puede ordenar las ideas para relatar algo con alguna emoción. Será porque llevo más de dos años sin intentarlo, sin sentirme motivada, como habría dicho mi vieja y querida amiga Stella Díaz Varín (Q.E.P.D) "estás con estitiquez mental"... ¡Vaya consuelo!

Han ocurrido tantas cosas en estos dos años, no han ocurrido otras tantas. Las miseria humanas van saliendo solapadamente, ni siquiera las notas, cuando se acumulan muchas, aparecen como si fuera una sorpresa, pero han ido formándose de a poco, una a una. Menos aún tienes la posibilidad de verlas, si tus ojos están cubiertos por un manto opaco de estrabismo y ceguera voluntaria. La justificación no existe, siempre hay excusas que justifican, pero no justificativos claros que te permitan entender algunas actitudes inesperadas.

El delito de "usurpación de identidad" debería tener un castigo también para la falsificación de identidad interna. Es más difícil de probar, porque para pillar a un delincuente de identidades, es tan fácil como ver si la foto o la huella dactilar coinciden y listo, en cambio ¿cómo se puede reconocer al que delinque utilizando el alma? ¿Cómo se desenmascara al antisocial del alma? ¿Existe alguna cédula de identidad interna con fotos y huellas almales?

4 comentarios:

Luzjuria dijo...

Jamás he cuestionado tus decisiones, al contrario las he apoyado, ganándome varios enemigos por el camino, que ahí han quedado en el camino. Los delincuentes de alma persiguen a las almas buenas e inocentes como la tuya, y debería existir un lugar en la Justicia Moral donde se registren esas almas negras. Tu sabes, si tienes que llorar mi hombro siempre esta dispuesto. Te quiero mucho hermana, cuenta conmigo siempre y por siempre

Decisiones para la vida dijo...

Gracias manita, no esperaba menos de su merced.

JOSE EDUARDO dijo...

Necesitas escuchar "el sentir de las cartas de mi tarot" ellas te ayudaran a descubrir esos consejos que tu alma ultragada y triste, te a de entregar.

decisiones para la vida dijo...

No puedo esperar para poder entregarme a tu sapiencia tarotística