lunes, 21 de julio de 2008

Madrugada

¿A qué se debe que una mujer sola, a las 01:15 hrs. de un día domingo, escriba en su blog? Es hora de descansar, es hora de soñar... pero me pregunto ¿descansar de qué?, ¿soñar con qué?, ¿son la desesperanza, la pena, la soledad y el insomnio mis futuros compañeros de alcoba, de cama, de juerga? Honestamente, no tengo claro nada en este momento. Las dudas comienzan a ahogarme, luego de haber disfrutado por algunas horas de esta extraña situación.

Extraños pensamientos vienen a mi mente, esta dualidad me está matando. Acabo de ver mi serie favorita y estoy esperando el conocido y ácido comentario de mi compañero, del que me aguantó por dos años y medio, del que me entregó entero su ser, al que le entregué todo mi ser también, me hace falta...

¿Puede el amor estar tan dividido? Su maleta está lista, es cosa de que venga, se la lleve y todo habrá terminado... Todavía está su olor por todo el cuarto, en la almohada, en las sábanas, en mi cuerpo. Aún no está la última palabra dicha y ya lo estoy deseando como el primer día.

Son tantas aristas en las que hay que pensar... pensar y pensar, pero me vuelvo a preguntar ¿es pensar el verbo que debo conjugar en este momento? Es la historia de mi vida, nunca pienso mucho las cosas y he tenido que arrepentirme con gran dolor de algunas de ellas, otras sin embargo han sido grandes aciertos, pero ¿es precisamente ahora el tiempo de empezar a usar este verbo tan ajeno para mi?

Le pondremos cabeza o corazón a este momento de nuestra corta vida de pareja, habrá que priorizar una cosa o la otra. ¿Podré aplicar los conocimientos que he aprendido en estos meses sobre la comunicación humana, sobre la resolución de conflictos?. Generalmente, cuesta harto trabajo traspasar lo que está escrito a la vida diaria.


3 comentarios:

Luzjuria dijo...

Solo tu sabes lo que sientes, yo solo puedo decirte que cuentas conmigo,pase lo que pase.TQM

JOSE EDUARDO dijo...

Quizas decirte que te aferres a los buenos momentos, puede ser masoquista.
Pero dentro de ti me da la impresion de que nace una interrogante ¿fui fiel,leal y digna hasta el final?
Creo que eso tiene un valor infinito, que te ayudara a madurar en tu profesion de mujer y como dicen por ahi en el camino se curan las penas, aferrate a tus incondicionales, es decir tu bellos retoños.
mucha suerte!!!

decisiones para la vida dijo...

Ese es el dilema, mis retoños, que se irán algún día o el gran amor que siento por tú sabes quién. Es para largo, ya tendremos tiempo de conversarlo todo.