martes, 14 de octubre de 2008

Tribulaciones, lamentos y ocaso...

Sucede frecuentemente, que después de un tiempo las parejas se comiencen a distanciar, luego de una corta simbiosis, en la que parecen siameses, donde las diferencias se transparentan, no existen, incluso se consideran entretenidas. Se siente extraño empezar una relación muy estrecha que a corto plazo se transforme en una que pareciera de larga data, cuando pareces amiga de tu pareja, cuando la piel ya no se enciende con el roce de los cuerpos durante la noche.
Es sintomático que nuestra mente comience a imaginar la vida sin esa persona, a hacer planes que lo excluyen, no necesariamente con un tercero, sin acordarte de que hasta ayer eran inseparables, se veían en el futuro caminando por la playa bien avanzado el camino de la vida. Peor aún cuando, literalmente, los planes de esa persona te excluyen, al hablar se siente como si estuviera mirando a través de ti, como si tu presencia ya no importara.

Pero lo peor que puede pasar, es que esa persona en la que confías, quien conoce todas tus miserias humanas, tu lado A y B, de atrás para adelante y de adelante para atrás, se desdiga de algo que produjo una herida, después de haber tirado la pachotada, te diga con todas sus letras que le entendiste mal, que no quiso decir lo que dijo, en vez de lamer la herida, como las bestias, y tratar de curarla. En esas situaciones queda la sensación de estar con un desconocido.

3 comentarios:

JOSE EDUARDO dijo...

Nunca se termina de conocer a las personas, es cierta esta frase, pero como duele cuando es tu pareja, puedo dimencionar el grado de desepcion en el que estas, pero confio que puede ser un estado aletargado del otro ser, que tendra un pronto despertar.
Quizas ya ni siquiera tomando la iniciativa podras solucionar en algo este reves, pero esperemos que la suma de los días sea favorable para ti.

Mi Ser dijo...

Cada paso mal dado... o cada tropiezo probocado es el sendero de un Ser Mejor... de un Humano Mejor... y quien no mejora.. solo pasa a ser un Ente sin aprendizaje...

Y si te prepara el destino y su pasar para lo que Vendrá...mmm... Como no pensar que será aún más maravilloso que el Ayer?..

un Abrazotote...
Mi Ser

Alatriste dijo...

Muchas gracias por visitarme. Me gustó lo que me contaste.
Así que aquí me tienes, para leerte y para ofrecerte mi amistad.
Todos somos aprendices.
Un beso muy grande y enhorabuena por tu blog. Que alcance los mayores éxitos. Je, je, je.
Cuídate y hasta pronto.