jueves, 7 de enero de 2010

Desorden



Hace unos días, me senté en el living de mi casa, miré los muros decorados con los óleos pintados hermosamente por mi madre, la bella mesa del comedor, el florero copado con aromáticas y coloridas fresias, y me pareció estar en un cuerpo que no era el mío. Sentí que me observaba desde afuera, que cada acto que ocurría a mi alrededor no estaba guiado por mi voluntad. Es extraño, es una sensación de inestabilidad y desorden, que se instaló en mi.

Es tan irreal como si de pronto te vieras en la pantalla de un cine, sin haber estado jamás en una situación ni remotamente similar, como estar en un tiempo o una dimensión distintos. Pensé en un comienzo que estaba soñando, pero no, estaba bien despierta.

Era como si retrocediera en el tiempo y estuviera dejando todo preparado para algo, un acontecimiento, dejando todo listo para mi ausencia, como estar revisando un video de algo que pasó. Es un estado asfixiante, pero de paz, no es muy fácil de describir.

Tengo la sensación que me sucederá algo, que este año dejaré este mundo, no por voluntad propia. He estado pensando mucho en mi papá, lo siento muy cerca. ¿Me habré muerto ya? ¿Estaré en algún tipo de trance mórbido?

3 comentarios:

Mi Ser dijo...

Lo que anheles será Mona... es extraño pero sucede que la consciencia nos transporta donde tu necesidad lo amerita.... más que si viene la muerte en tu búsqueda... que será si aprovechamos el respiro de tus pulmones para dejar huella en tanta arena que desea tu caminar?.....

Hoy Respiras.... Hoy te abrazo... me siento contigo a beber ese café pendiente y cantamos lo De Mas... o lo de Menos quizá... Pues si así lo vez... así lo veré yo también...

Te dejo Abrazoles a la Luz del café.

Mi Ser.

Lía. dijo...

Interesante manera de sentirse aun estando viva, de divisar el presente que habita en ti... una confusa introspectiva seductora que transporta a tus instantes, de modo que lo que quiera que sea venga nada mas debes de esperarlo rehabilitada con tus emociones, estructurada con tus decisiones establecidas y re-ubicada en el lugar que desees te encuentre.
De verdad espero no estés muerta ya, por que me quedo para seguir tu trayecto de palabras...
Besos.

Noelia dijo...

Ese estado es curioso, pero nos hace darnos cuenta a veces que tal vez lo irreal sea lo que solemos ver, y haya mucho más... es mejor no tenerle miedo, porque es algo maravilloso.
Un saludo.