lunes, 4 de enero de 2010

Esperando a que me esperen...


Tantas muestras de cariño he recibido, que he reconsiderado la virtual muerte de esta aprendiz. Quise estar al nivel de muchos de ustedes, quise tocar las estrellas soñando que mis palabras eran inteligentes, agudas, creativas y sagaces. Al pasar del tiempo me di cuenta que la mediocridad me ha seguido toda la vida. Siempre soñé que publicaría un libro, una novela, estuve a un paso de hacerlo, pero alguien destruyó esa ilusión y la convirtió en algo que ahora para mi, es imposible siquiera de pensar en retomar, no recuerdo nada. Los personajes que en ella intervenían han muerto, se han transformado en tierra, en tierra árida que no me dice nada, que sólo es tierra... si al menos esa tierra tuviera alguna semilla, de cualquier cosa, escondida en su interior, podría volver a intentarlo.

Cuando acudo a alguna librería a mirar lo nuevo que ha salido, veo tantas y tantas creaciones magníficas que me siento tan pequeña e incapaz de realizar ese trabajo hermoso, ese que viaja desde tus entrañas hasta los dedos que se posan en este teclado silencioso y cómplice, donde escurre imparable la creación. Al abrirlos siento, con cada hoja que toco, el entusiasmo de volver a tentarme, de volver a llenar esa maldita hoja en blanco.

Costó trabajo convencerme de que este espacio es mío y que es alimentado por ustedes, los que con tanto cariño y generosidad dejan sus palabras. Cada estado de ánimo que tienen que soportar. Me percato ahora, de que aunque trate de detener ese alud de emociones e imágenes, se escurre entre los dedos y sale. No quería volver, me resistí por algunos meses a ese impulso, pero me ha batido, he tenido que rendirme. No sé cuánto de mi ha vuelto, tampoco sé si volveré con más o menos brío, pero hoy se me hizo necesario hablarles, contarles lo que me ha estado ocurriendo.

Gracias por el cariño.

4 comentarios:

Jovimo dijo...

Mona Amiga:
Tu sabes muy bien que tienes mucho talento en este baile de las letras, no permitas que tus miedos o tu frustracion momentanea acaben con eso que llevas encarnado en el alma, si, por que ni siquiera en la piel, sino en el alma misma que brota dia a dia junto a ti, solo dejala fluir y veras que podran haber otros personajes que daran vida a una historia, de esas que tu solo puedes percibir.

Un beso y un abrazo afectuoso.

PD: Se nos fue Luzjuria enrredada en un libro de infinitas paginas hacia el norte...

Mi Ser dijo...

Esbozo una sonrisa al leer tu texto sabes.... y un regaño crece en mi corazón como si algo inevitablemente quisiera salir...

Hoy te Hago un Reto Mónica... un reto que dejo en las huellas de mi casita... una casa que siempre será tuya y en la que sin saberlo ni conocerlo contribuyes en tus días.... Una casita en la que puedes buscar las semillas que necesitas para volver a Intentar...

Abrazoles...
Mi Ser...


Aceptas el Reto?....

Mar y ella dijo...

permitete caer y volver a parate,permite equivocarte por que de ello nacera sabiduría....No somo perfectos,pero si,perfectibles...vuela acepta el reto...



Vine de donde mi ser....y no pude evitar venir a animarte a que vueles.por que entiendo tus letars más de lo que puedas imaginar..
Mariella

manu dijo...

Tardé un poquito en visitarte, sucede que me tomé vacaciones (sobre todo de la computadora), pero bueno, acá estoy volviendo (todavía no, pero más o menos). Me alegra mucho tu vuelta, aunque me enoja que hayas dejado el blog (en su momento) por las razones que manifestás (aaahhh!!! jajaja), digo, uno no debe comparar como escribe o si les gustará a los demás, la cuestión radica en el propio disfrute y satisfacción de intentar plasmar lo que se quiere…después…lo demás (si viene) mejor, mucho.

Pero mirar lo bien que escriben los demás es lo peor que se puede hacer, además no importa tanto lo bien que se escriba, sino que se transmita, que se genera un puente entre mi cabeza imaginaria y lo que leo.

Bueno, me fui por las ramas…jajajaja

Te mando un beso grandote, y me alegro muchísimo tu vuelta.