jueves, 28 de enero de 2010

Las esperadas vacaciones



Después de un larguísimo año, con vicisitudes, sobresaltos, congoja y malos ratos, se asoma, incipiente, una esperanza de tranquilidad y armonía. A un lado dejo esos momentos de mucha oscuridad, a un lado dejo la tristeza con la que comenzó el año pasado. Este año tengo más cerca que nunca a mis hijos, los siento pegaditos y preocupados. Eso me hace muy feliz.

A pocas horas de la llegada de mis vacaciones, me pregunto si en estas tres semanas podré reordenar mis espacios, retomar mis hobbies y no quedarme en un estado de letargo que me ha estado rondando últimamente, no sé si es porque estoy muy cansada, pero llego a mi casa después del trabajo y lo único que quiero es tenderme en la cama con un vaso de bebida y ver algún programa entretenido en la TV. Siempre me ha gustado mucho dormir, soy como una marmota, como un perezoso, quisiera dormir, dormir y dormir. Entiendo que se pierden momentos únicos por estar tendida en tu cama, por eso espero entender que eso, que me recriminan y que nadie comprende, se compara con el placer de dormir.

Haré un esfuerzo en estos días para disfrutar de hacer lo que me gusta, para recuperar la pericia para hacer mis queridos mosaico, que no tomo hace meses. Volver a escribir mucho, pintar lo que no se pudo en su momento, salir con alguna amiga, disfrutar algunos días fuera de Santiago, no sé, no tengo nada claro aún de lo que haré para pasar un poco el calor, que aunque me encanta, a veces es asfixiante.

Por otro lado, no quisiera dejar sola a mi mamá por mucho tiempo, eso también me amarra algo a quedarme con ella. Me imagino que en algún momento tendré alguna diáfana idea para saber qué hacer. Acepto sugerencias.

5 comentarios:

en Camino dijo...

emmmmmm. Chiloè no es un buen lugar para comenzar aquellas vacaciones?, quizà podamos debatir sobre tus escritos y mi perro que gran guardiàn no es pero dormirìa gustoso como una marmota tambièn.

beso.

siempre es un placer visitarte, ademàs, las vacaciones que sean procura siempre ser feliz, caminar con la sonrisa y festejar un día mas de vida para ti.

Clarita dijo...

Mi cielo, disfruta mucho de esas merecidas vacaciones, estaremos esperando ansiosos a que nos cuentes que tal lo pasaste, un besote enorme

manu dijo...

Lo que sucede es que dormir la siesta resulta ser fantástico, está dentro de las cosas más lindas da la vida jejeje. Bueno, supongo que a esta altura del mes te debe quedar -aún- una semana más de vacaciones. Escaparse de la ciudad es necesario en algún momento, como para despejar la cabeza, oxigenarla…de igual manera si no se puede…hacer una que otra actividad por día en la ciudad (con una reconfortante siesta) se predispone más que excelente.

Te mando un besote

Pd: te agradezo el comentario que dejaste en la página blogdeldía, gracias.

pablo simon reyes faez dijo...

mami tu creacion es muy ermosa me encanta me quede sin palabras es ermosa
te quiere
pablo

manu dijo...

Mona, espero que estés bien luego del suceso del sábado.

Ojalá que no hayas sufrido mayores inconvenientes y que esté todo dentro las variables aceptables.

Te mando un beso gigante y espero novedades.

Chau chauu!