domingo, 17 de enero de 2010

Flores marchitas

Finalmente, vencieron. Hoy es un día de grandes contradicciones, decepción, rabia, desconsuelo, deja un sabor amargo, como si algo hubiera muerto. Debemos hacer un espacio para una profunda reflexión: ¿Qué ocurrió con un país completo lleno de esperanzas y sueños, feliz de conquistar la democracia? ¿Dónde está la memoria, la congoja de no saber que pasó con los desaparecidos de aquella dictadura?. Hay que recordar cuántas personas se hicieron millonarias con ella, entre otros el recientemente electo presidente, a costa de todas las garantías que existían y que el miserable eliminó.

Inexplicable tanta desunión, tanta inconsecuencia, tanta irresponsabilidad. Perder 20 años de libertad, de un desarrollo que aún está en pañales, de leyes sociales justas, de recuperar todo aquello que fue vendido, que era de todos y que ahora quedará en manos de uno pocos, como este señor que lo único que le faltaba adquirir era Chile completo. Dice que dejará de lado todas sus empresas, que ya no será un empresario, si no un "servidor público". Alguien puede creer que una persona que toda su vida ha creado una cantidad indeterminada de empresas, las dejará en manos de cualquiera. Es obvio que eso no es creíble, lógicamente las distribuirá entre sus cercanos, no sus parientes, sino entre sus socios, fuera y dentro de Chile. Jamás bajará su estatus, jamás dejará de bañarse en billetes. No dudará en legislar a su favor, a favor de los que tienen a manos llenas, los que no dejan que todas esas ganancias chorreen al pueblo, a los más pobres. La premisa es juntar y juntar ganancias para que nunca le falte nada a su familia y amigos. Me gustaría saber cuanto dinero necesita para vivir: ¿4, 5, 20 millones de pesos a la semana? Si sacamos la cuenta de todo lo que gana, supera con creces esas cantidades ¿en qué se puede gastar todo el resto, tantos y tantos millones?. Debe tener su vida asegurada a lo menos por 1.000 años ¿De qué conciencia social me habla?. Hace un tiempo atrás, utilizó información privilegiada para invertir en acciones, cuando lo descubrieron fue capaz de pagar $300 millones de pesos que sacó de su bolsillo, como quien da propina al cuidador de autos.

Todavía no me repongo del golpe, todavía no puedo creer que un par de estúpidos fueran capaces de entregar nuestro país a manos de un explotador, de un sinvergüenza. Si se hubieran quedado tranquilos, aceptando la decisión de la mayoría, esto no hubiera ocurrido. Entre ellos juntaban lo que le faltó a nuestro candidato para ganar, para poder seguir dando la estabilidad, tranquilidad y seguridad que estábamos consiguiendo. Su argumento es que ya llevamos 20 años en el poder, pero yo me pregunto, todo el daño que provocó aquel dictador ¿será factible de sanar en ese tiempo?, la respuesta es NO, ni en 40 años.

Es cierto que nuestro candidato no era del gusto de todos, del mío tampoco, pero si no había nadie más que reuniera las condiciones para hacerlo, teníamos que unirnos y confiar en que comenzaría una nueva era para mejorar lo que estaba cojeando, para buscar nuevas formas de progreso, no para los ricos, sino para la gente que no tiene posibilidades de mejorar su vida, para esos jóvenes que van perdidos por la vida sin que nadie los tome en cuenta y que finalmente se convierten en delincuentes, en pequeños rateros a quienes nadie les dio la oportunidad de desarrollar y explotar sus talentos, su inteligencia.

De verdad, espero equivocarme, sólo me queda tratar de confiar en que todo lo logrado no se arruinará, como las flores se marchitan cuando no se cuidan.

3 comentarios:

Mi Ser dijo...

Hoy también estoy de duelo, me siento en la mesa a llorar mi tristeza y mi decepción.... Lo terrible es la Ignorancia de la gente que se vende...se prostituye con promesas... se olvida del pasado y cree en show de circo...

Hoy abrazo tus letras confiando en que el trabajador no sea nuevamente obrero.... en que las leyes no seas para acallar al pobre sino para enriquecerlo....

en Fin...
Un Abrazo por Hoy....
Mi Ser.

El Fin del Tiempo dijo...

sean escuchados tus deseos mona, que aquellos frutos no sean podridos en las manos de quien no sabe lo que es necesidad.

me uno a tu solicitud, me uno aunque sean muchos en contra, pues! cuantos de ellos entienden lo que es justicia?, cuantos de ellos se visten de igualdad con ropas de europa?.

un beso.

El Fin del Tiempo dijo...

decidí ducharme como bien me han ordenado las mujeres!, bueno, en realidad son los unicos seres que me ordenan!. y como ya estoy olorosito como me has señalado tú vine a pasear por tus rincones y compartir el aroma rico de sentirnos bien; cansados y agobiados tantas veces pero bien, o al menos, ganas de sentirnos bien.

besos.