miércoles, 25 de febrero de 2009

Cuando el pasado llama a tu Facebook

Hoy recibí una sorpresa muy grata, en mi gmail había un mesaje que decía que alguien de mi pasado quería ser mi amigo en Facebook. No podía creer lo que mis ojos veían. Fue un profesor que tuve en el instituto donde estudié traducción y él me hacía clases de inglés. Lo recuerdo muy alto, muy varonil, con barba y bigote. Tenía una voz que nos tenía a todas enamoradas. Como toda adolescente me enamoré de él, era mi amor platónico.

Fue platónico hasta que un día que no fui en mi auto a clases, él me interceptó a la salida del instituto y me ofreció llevarme o encaminarme hacia mi casa. Esa invitación a subir a su auto fue lo que me hizo ver que no era un amor platónico, que podía llegar a tener algo con mi ídolo, eso lo pensé mientras él manejaba. Yo lo miraba embobada, era tan guapo, tan sexy para mis ojos ingénuos.

Después de unos días de ocurrido este encuentro, a propósito fui sin auto para ver si se volvía a producir la invitación, esta vez me hizo la invitación, pero no a mi casa, sino a la suya. No podía creer la suerte que tenía, iba a la casa de mi profesor, ese señor alto y guapo que cuando me hacía clases yo sólo babeaba. Llegamos a su departamento, en el centro de Santiago, subimos a un cuarto piso, no recuerdo bien, me hizo pasar, me ofreció una gaseosa y nos sentamos a conversar. Era un departamento pequeño, que tenía sólo una cocina, un baño y un gran dormitorio con una cama de dos plazas.

Sólo quería que me besara, era mi fantasía más soñada. Me besó, no solamente la boca, me besó entera, yo lo besé entero también. Luego me desnudó e hicimos el amor, yo no cabía en mi de dicha, era mi sueño cumplido. Todos estos recuerdos vinieron a mi mente cuando vi su nombre en Facebook, se me aceleró el corazón, sentí las mismas mariposas en el estómago que sentía cuando se dirigía a mi en clases o cuando me abría la puerta de su auto para que subiera. Fueron dos veces que estuvimos juntos.

Ayer hablamos por el chat, está más grande, más frentoncito, como le comenté, sigue haciendo clases en una universidad, está planamente casado hace 20 años, tiene 3 hijos que adora y sigue siendo igual, como lo recuerdo. Quiere que nos juntemos a conversar un cafecito. No sé si ir. Amo a mi pareja, no quiero serle infiel, pero no sé qué va a pasar cuando lo vea, a lo mejor nos tomamos sólo el café y conversamos o talvez nos abracemos, nos besemos y vayamos a otro lugar.

Por ahora nos comunicamos por el chat y es muy interesante saber qué sentía él hace tantos años y saber además que el me buscó. Para él fue una gran sorpresa saber todo lo que me provocaba en esos años. Tampoco se acordaba por qué no seguimos, si nuestros encuentros eran hermosos, tiernos y muy apasionados. Después de que estuve con él, empecé un pololeo con mi mejor amigo, tan amigo fue que quedé embarazada y tuve que casarme con mi amigo.

Qué lindos recuerdos tengo de esa época, cuando tenía hermosos 18 años, cuando vivía mis primeros amores, mis primeras desiluciones

5 comentarios:

Mi Ser dijo...

Toc Toc... Dice el pasado vestido de colores... con aromas a sexo y a deseo... a cuentos cumplidos... a finales felices... a sentires prosperos cargados de virtudes...

Que será lo que se deba hacer verdad?.... que será lo que busca el pasado... que será lo que venga a entregarle?... que será?... porque dudar si en tu interior lo tienes decidido ya??...

Abrazos Estrellados...
Abrazoles para Usted.
Mi Ser.

decisiones para la vida dijo...

Mi Ser: eres una BRUUUUUUJA, hermosa, pero bruja al fin. En tan poco tiempo, me conoces tanto...

Te quiero mucho,

Mona

Alatriste dijo...

Un bonito recuerdo sin duda, que ahora vuelve a ti. Yo creo en la fidelidad, por lo que no podría aconsejarte otra cosa que ésa. Pero soy una persona comprensiva, en el sentido de que respeto cualquier opinión y cada ser humano es un mundo. Así que amiga mía, eres tú la que decides. Te deseo suerte y sobre todo, que sigas siendo feliz. Sonríe. Un beso enorme y cuídate mucho. Hasta pronto.

decisiones para la vida dijo...

Amigo querido:

Yo también creo en la fidelidad, sobretodo cuando amas a alguien, de hecho yo lo soy cuando me siento enamorada, lo malo es cuando esa persona a la que amas no parece amarte igual. Cuando el deseo en una pareja desaparece, es natural, al menos pensar, que si alguien a quien conociste hace años, pueda encontrarte sin que yo lo buscara y desear verte para conversar. Lo malo es que cuando nos contactamos mi estómago volvió a sentir mariposas y mi corazón latió se aceleró. Por eso pienso que quizás pudiera desear estar con él.
Gracias por tus palabras, intentaré ser feliz, quizás no sea con este recuerdo del pasado, quizás no sea con nadie.

Un beso grandote y cuida tu corazoncito,

Mona

Clarita dijo...

Que bonito Mona!!La verdad es que es muy romántico, en fin, os volveis a encontrar tras años enteros recordandoos en uetro interior...Te queda toda una vida por delante!!
Estoy contigo en todo!!
Un besazo enormemente enorme