lunes, 9 de febrero de 2009

La operación

En este momento están operando a mi amorcito de su famosa hernia inguinal, entró a pabellón hace exactamente una hora y ya no me quedan uñas que comerme. No estaba nerviosa, pero cuando lo vi en la camilla, con esa batita que les ponen, se veía tan indefenso que en ese momento pensé que le podía pasar algo, que es tan niño que quizás le duelan todas esas inyecciones que les ponen sin piedad a los pobres pacientes.

Me siento con esperanzas que todo saldrá bien, me hace bien tener mi laptop para poder desahogar todos mi sentimientos en este momento de incertidumbre máxima. Lo bueno es que podré cuidarlo a tiempo completo, pues estoy con permiso médico varios días más, por lo que me dedicaré sólo a mimarlo y a consentirlo...

4 comentarios:

De Angel a Hombre dijo...

Espero que todo aya salido bien y que solo fue un tramite engorroso, toda mi fuerza y animo para su recuperación, la cual se que será pronta, bajo tus cuidados y dedicación.

Un beso para ti y un abrazo fraterno de recuperación para el.

decisiones para la vida dijo...

Gracias Pepito:

Afortunadamente, todo salió bien, ahora está en recuperación en la casa de mi madre y yo cuidándolo como una buena enfermera...

Gracias por tus deseos y tu cariño,

Mona

Luzjuria dijo...

Fuerza en la recuperación, esta operación era esperada y con la constancia que tu tienes como enfermera, se que todo saldra bien

un besote

decisiones para la vida dijo...

Manita:

Ese día estaba tan nerviuda que haber llevado a mi negrito me sirvió de desahogo. Yo también espero que todo siga como hasta ahora.

Besos grandes,

Mona