martes, 3 de febrero de 2009

Vacaciones

Esperamos estas fechas todo el año, trabajamos con el ojo puesto en enero o febrero para tomar las benditas vacaciones, merecidas por cierto. Desde el comienzo ya nos estresamos pensando a dónde encaminar nuestros pasos, para alejarnos lo más posible de la ciudad. Primero ponernos de acuerdo sobre el lugar al que queremos ir, unos dirán que lo mejor es la playa, pero otros encontrarán el campo o la cordillera como el óptimo para pasarlas. Luego nos rompemos la cabeza pensando en ir al mejor lugar, gastando lo menos posible, no vaya a ser cosa que a la vuelta nos espere un cerro de cuentas por pagar y que, lógicamente, se nos harán impagables.

Como si eso fuera poco, tenemos que preparar el equipaje, si la familia es muy grande, el bulto será proporcional a ellos, por otro lado si viajamos solos, con una maleta será más que suficiente. No se nos puede olvidar el traje de baño, las toallas, los medicamentos, por si alguno coge algún mal, el repelente, el bloqueador (en estos tiempos de radiación extrema no puede faltar). Te agarras la cabeza a dos manos cuando ves la cantidad de maletas, cajas y demases que tendrás que acomodar en tu auto. Y ruega a todos tus santos que les toque buen clima y nadie te saque en cara que el lugar escogido no fue el apropiado.

Existen estudios que demuestran que los primeros cinco días son para desconectarse de nuestras actividades, los siguientes dos días son para tratar de empezar a disfrutar de ellas, sin embargo con todo el ajetreo que implica coordinar todo para no sufrir algún percance, así es que debemos restar esos dos días, con esto, nos quedan siete días para poder recién empezar a disfrutar, el momento de instalarnos comienza realmente nuestro descanso. Si pedimos 10 días para dejar los otros 5 en reserva para la temporada invernal, nos quedarán sólo 3 días para disfrutar..., pero si pedimos todo el paquete serán 10 días para hacerlo. Si estás en este tramo, déjame decirte que no son 10 días, son sólo 7, pues debes empezar a pensar en la vuelta, ordenar todo, que no se te quede nada, porque con suerte volverás con el mismo equipaje, si sumas los recuerdos o souvenirs que adquiriste en estos días, deberás sentarte en la maleta para que todo pueda caber.

Los siguientes 2 días son para hacerte el ánimo de volver a trabajar, revisar todas las cuentas, recoger los periódicos apilados en la puerta de tu casa, ordenar y lavar cada prenda que usaste. Tratar de no discutir con tu familia, pues los ánimos a estas alturas son peores que con los que te fuiste...

En resumen, necesitaríamos 15 días más para poder resolver todos estos imponderables, hacernos la idea de que se terminaron, para no ser víctimas del "sindrome post-vacaciones" que aqueja a muchos veraneantes.

Buena suerte en tu viaje, que tengas unas lindas vacaciones...

7 comentarios:

De Angel a Hombre dijo...

Jajajajaja que verdad, nos tomamos vacaciones para desestresarnos pero terminamos aun mas estresados, en arreglar la maleta, la familia, la casa, los ladrones, los incendios, los perros y los gatos, las ventanas abiertas, la llave del gas, el agua corta y el medidor de la luz.
Por otra parte, la bencina del auto o la plata para los pasajes, los peajes y los pasteles de curico, el estacionamiento y las comidas peparadas, la hospederias baratas o los familiares paletiados, en fin ¡Asi quien quiere salir de vaciones!

Luzjuria dijo...

Comienzo hoy el proceso de "vacaciones", viajo a la Costa por unos días... realmente casi colapso tratando de ver que llevaba, pero mi bolso es casi mágico,todo esta en su lugar...

Un beso vacacional, TQM

Mi Ser dijo...

En Realidad....
Me Adeudan.... que mi tiempo ha sido breve en el descanso... son tanto anticipo para tener aún tantos pendientes.... en Fin... es lo que va quedando... jajajaja

Abrazos Estrellados mi Niña...
Mi Ser.

Alatriste dijo...

Ja, ja, ja. Llevas mucha razón, amiga. El ser humano es así. No disfruta plenamente de nada. Siempre con la mosca detrás de la oreja. Espero que tú sí lo hagas y que tengas unas buenas vacaciones. Te deseo lo mejor desde el otro lado del charco y bueno, te dejo un regalito, por ser tan genial. Copia esta dirección web y disfruta de la canción. Un beso fuerte.

http://www.youtube.com/watch?v=Y5D2q7AnarI&eurl=http://anacronistadelocaso.blogspot.com/

decisiones para la vida dijo...

Queridos amig@s:

- Pepito: me faltaron todas esas cosas que tú agregaste, si las hubiera puesto habría estrasado mucho más a quienes van por estos días de veraneo, gracias por recordárnoslo. Besos acalorados

- Hermana, sé que viajas de veraneo, sé que has tenido que correr como una loca para meter todo lo posible a ese bolso, no olvides llevar muchísima alegría, miles de ilusiones y montones de buenos momentos, eso sí, no olvides llevar bloqueador. Te extrañaré montones, Besos ausentes.

- Mi veraneada caracolilta:
Corto fue tu descanso, pero por las fotos que vi, bastante intenso. A hacerse el ánimo de volver a dar tu tiempo al trabajo.
Fuerza. Te quiero mucho.
- Mi querido Ramón: gracias por el video, de verdad hermoso, quisiera ver la película, quizás cuando la estrenen por estos lados.
En cuanto a mis vacaciones, llevo más de un mes de permiso médico y al parecer se prolongará, lo tomaré como vacaciones. Gracias por tus palabras siempre alentosas.

Un abrazo gigante,

Mona

noelia dijo...

muy bueno amiga, es la primera vez que pase por aqui pero me encanto, es verdad, mas que vacaciones se convierte en el estress del que escapamos a diario.
un besote

decisiones para la vida dijo...

Noelia:
Muchas gracias por visitarme y qué bueno que te gustó. Por lo general las vacaciones son un tumulto de estrés, con tanto tratar de que salgan bien, nos olvidamos que debemos descansar.
Enseguida voy a espiar tu blog.

Abrazos,

Mona